Comunicación Premiada en el XIV Symposium: MONITORIZACIóN DE LA FRECUENCIA CARDíACA Y TEMPERATURA DEL CABALLO DE PICAR DURANTE SU PARTICIPACIóN EN EL FESTEJO TAURINO.

El Comité Científico en esta décimo cuarta edición del Symposium del Toro de Lidia ha decidido conceder el Premio a la Comunicación al trabajo presentado por los autores Del Campo, R.; Lomillos, J.M.; Galán, R.; Chueca, S.; Amador, I.; Garibo, J.1 y Alonso, M.E. Incluimos el Resumen de dicho trabajo a continuación.



<< MONITORIZACIóN DE LA FRECUENCIA CARDíACA Y TEMPERATURA DEL CABALLO DE PICAR DURANTE SU PARTICIPACIóN EN EL FESTEJO TAURINO. >>



Del Campo, R.1; Lomillos, J.M.1; Galán, R.1; Chueca, S.1; Amador, I.1; Garibo, J.1; Alonso, M.E.2



1Facultad de Veterinaria Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia. 2Facultad de Veterinaria Universidad de León.



RESUMEN



Ante la singularidad de la actuación del caballo en los festejos taurinos y el desconocimiento sobre las características del esfuerzo físico que este realiza, se plantea monitorizar la frecuencia cardiaca del equino durante el día del festejo. Para ello, se ha registrado la frecuencia cardiaca de 10 caballos de picar que actuaron en la plaza de toros de Valencia durante la feria de Fallas 2019. 



Se usaron dos pulsómetros convencionales de equino marca Polar G3 adaptándolos a su uso en un caballo de picar, teniendo en cuenta los diversos aparejos con los que se protege el animal. Los dispositivos fueron instalados desde primera hora de la mañana (10:00h) y desinstalados tras el festejo (21:00h). Durante las 11 horas de monitorización se anotan todos los manejos que sigue el animal y paralelamente se toma la temperatura rectal a primera hora, en el momento del aparejado, en el calentamiento previo a la lidia y tras su actuación en la misma. Los resultados de frecuencia cardiaca se muestran en diversas gráficas, por caballo, la media total y en tablas la temperatura rectal. 



Se observan tres momentos de aumento de la frecuencia cardiaca: el calentamiento, el paseíllo y su actuación en el tercio de varas.  Las gráficas obtenidas reflejan una frecuencia cardiaca normal cuando el caballo esta en reposo en su cuadra (32 ppm) y una gran elevación correspondiente al momento de la suerte de varas (186 ppm) significativamente mayor al incremento de las pulsaciones en el calentamiento (100 ppm) y en el paseíllo (135 ppm), especialmente en el momento en el que el picador lleva a cabo el puyazo, donde el caballo llega hasta las 241 ppm, dato muy superior a las pulsaciones del animal que guarda la puerta de chiqueros (115 ppm) como era de esperar teniendo en cuenta que aunque el caballo tiene tapados ojos y oídos, comprende donde está por la distancia que recorre en el ruedo y que tiene delante al toro al recibir su embestida.  



Encontramos diferencias significativas entre caballos en función de su edad, pero no en el caso del peso, ni tampoco entre las FC obtenidas en caballos que actúan en novilladas y en corridas de toros. Estas frecuencias son similares a las obtenidas en deportes de alto nivel de esfuerzo como el raid el salto o las carreras de velocidad.