CONTROL BIOLÓGICO DE NEMATODOS GASTROINTESTINALES EN GANADO VACUNO EN EXTENSIVO.

CONTROL BIOLóGICO DE NEMATODOS GASTROINTESTINALES EN GANADO VACUNO EN EXTENSIVO



 



Cazapal, C.F.1; Miguélez, S.1; Gómez, D.1; Bonilla, R.1,2; Arroyo, F.1; Madeira de Carvalho, L.M.3; Sánchez-Andrade, R.1; Arias, M.S.1 mariasol.arias@usc.es



 



1Grupo para el Control de Parasitismos (COPAR, GI-2120), Dpto. Patología Animal (Facultad de Veterinaria, Universidad de Santiago de Compostela). Campus Universitario, 27002-Lugo (España)



2Laboratorios CARVAL, Colombia



3Faculdade de Medicina Veterinária, Universidade Técnica de Lisboa, Av. Universidade Técnica, 1300-477 Lisboa, Portugal



 



Introducción



 



Las infecciones parasitarias son frecuentes en animales de renta, y su etiología está condicionada esencialmente por el tipo de manejo proporcionado. Mientras que en regímenes en intensivo destacan las parasitosis por coccidios y algunos ectoparásitos, las helmintosis son frecuentemente detectadas entre especies explotadas en extensivo (Arias et al., 2011). En ambas situaciones, pueden llegar a producirse importantes daños e incluso traducirse en notables mermas económicas.



El incremento en los costes de alimentación y del control de enfermedades, junto con la caída de beneficios y la demanda de productos más naturales, han favorecido la explotación del ganado en régimen extensivo. Este manejo asegura la alimentación de los animales basada principalmente en el aprovechamiento de recursos naturales (especies vegetales forrajeras), y de este modo se consiguen beneficios como el mantenimiento controlado de extensiones de terreno productivas, reducción de presencia de matorrales y vegetación descontrolada, y finalmente prevención de la aparición de incendios.



Desde el punto de vista nutritivo, se cubren las expectativas de los consumidores, quienes en los últimos años demandan alimentos más sanos, con menor presencia de residuos potencialmente tóxicos para personas y ambiente, entre los que se encuentran productos de uso frecuente en las actividades agropecuarias como fertilizantes, herbicidas, antiparasitarios o antibióticos (Barton, 2002). A todo esto hay que añadir que los productos obtenidos bajo estas condiciones ofrecen características organolépticas que los hacen muy deseables por los consumidores.



Por todo ello, se han producido grandes cambios en el sector agro-ganadero, y en gran número de casos los sistemas de explotación extensiva o semi-extensiva han evolucionado hacia una producción ecológica, orientada a la reducción o supresión del empleo de productos químicos con objeto de que no se intercalen en la cadena alimentaria, así como asegurar la protección del medio.



En sistemas ecológicos, la alimentación de los animales conlleva su permanencia en prados, pastizales, durante prácticamente todo el día, salvo cuando concurren condiciones climáticas muy desfavorables. Esta práctica favorece el contacto estrecho y prolongado con diferentes formas parasitarias que presentan ciclos en los que se intercalan formas de resistencia (quistes, larvas, metacercarias, huevos) que se encuentran en el suelo (Hayat et al., 1996).



Junto con el forraje, puede tener lugar la ingesta de diferentes estadios parasitarios, que provocarán en los animales infecciones como coccidiosis, trematodosis, cestodosis o nematodosis, en función del agente etiológico. Entre los nematodos gastrointestinales, con frecuencia se diagnostican los estrongilados, que son adquiridos por los animales al ingerir sus larvas 3 junto con el pasto.



Ante la necesidad de disponer de procedimientos sostenibles para el control de infecciones parasitarias, se han empezado a utilizar organismos naturales, presentes frecuentemente en el medio, como algunas especies de hongos.



Dudingtonia flagrans es un hongo nematófago que ante la presencia de larvas de parásitos, desarrolla en el suelo redes de hifas y trampas (anillos) (Foto 1) (Larsen, 2000; Gómez-Rincón et al., 2006), en las que quedan retenidas las larvas de diferentes nematodos como los estrongilados (Mendoza et al., 2006). Se ha demostrado que las esporas de este hongo pueden atravesar el tracto gastrointestinal de los animales (Fernández et al., 1999), por lo que constituye una herramienta muy eficaz para ponerlas en contacto con las formas parasitarias (huevos, larvas), que estimulan su desarrollo. De este modo, se activará el crecimiento del micelio, y una vez que aparecen las larvas 3, serán atrapadas por las trampas creadas por el hongo.



 



Material y métodos



 



Con objeto de conocer los principales parasitismos que pueden afectar al ganado mantenido en régimen ecológico, se diseñó un ensayo consistente en el análisis de muestras fecales de bovinos y equinos propiedad de “Monte Cabalar”. Se trata de una cooperativa de explotación comunitaria de la tierra que cuenta con más de 700 Ha de monte valladas en el municipio de A Estrada (Pontevedra, España).



En septiembre de 2011 se tomaron muestras de heces de un rebaño compuesto por 112 bovinos raza autóctona Caldelana (Foto 2).



 



Análisis de las muestras



Las heces se analizaron con las pruebas copromicroscópicas de sedimentación (para observar huevos de trematodos), flotación (protozoos, cestodos, nematodos) y migración larvaria (larvas de parásitos broncopulmonares) (Francisco et al., 2009).



 



Eficacia de D. flagrans



En función de la carga parasitaria de nematodos gastrointestinales (estrongilados) observados en las heces, se formaron 3 grupos, G-1 (50 HPG, huevos por gramo de heces), G-2 (>50-150 HPG) y G-3 (>150 HPG).



Para favorecer el desarrollo de los huevos de los parásitos, las heces se colocaron en cajas de plástico y se mantuvieron en un prado.



Se establecieron 2 lotes, en uno se añadió una dosis de 1x105 clamidosporas de D. flagrans por 5 g de heces, y el otro se mantuvo sin esporas como testigo de la actividad del hongo.



Transcurridos 15-20 días se evaluó el efecto del hongo frente a las formas parasitarias, mediante la reducción de la presencia de larvas por gramo de heces (LPG):



 



% Reducción= 1 – (LPG cajas con Duddingtonia / LPG cajas testigo) x 100



 



Análisis estadístico



El análisis estadístico de los resultados se llevó a cabo con el programa estadístico SPSS 20 (Chicago, IL, USA) para Windows. Los valores de prevalencia (P) se expresaron con un intervalo correspondiente a un nivel de confianza del 95%. Los resultados obtenidos se analizaron con análisis de Chi cuadrado.



La posible relación entre los factores estudiados y los parasitismos se puso en evidencia mediante el cálculo de los valores de odds ratio (OR) (Francisco et al., 2011).



 



Resultados



 



En las heces de las Caldelanas se observaron huevos de cestodos (5%) y de nematodos gastrointestinales (estrongilados) (26%), que mediante coprocultivos se identificaron como Ostertagia, Oesophagostomum y Trichostrongylus (Tabla 1)



 




































































Tabla 1.- Prevalencia (porcentaje e intervalo de confianza al 95%) de formas parasitarias detectadas en heces de vacas de raza Caldelana.



Sexo



N



Coccidios



Cestodos



Nematodos GI



Hembras



96



2% (0-5)



4% (0-9)



27% (18-36)



Machos



6



0%



17% (0-46)



17% (0-46)



 



χ2=



P=



0’136



0’712



1’702



0’192



0’292



0’589



 



 



 



 



 



Edad (años)



 



 



 



 



<3



18



6% (0-18)



13% (0-29)



19% (0-38)



3-6



34



0%



10% (0-21)



50% (32-68)



>6



50



2% (0-6)



0%



14% (4-24)



 



χ2=



P=



2’002



0’368



13’147



0’001



6’865



0’043



 



El mayor riesgo de infección por cestodos y nematodos gastrointestinales se demostró entre los vacunos de 3-6 años (OR= 3,6 y 5,6, respectivamente), mientras que en los terneros sólo se detectó un riesgo significativo de infección por cestodos (OR= 3,7).



 



 



Tras añadir las clamidosporas de D. flagrans, se obtuvo un porcentaje de reducción de larvas 3 del 88-93% (Tabla 2) (Foto 3).



 




















































Tabla 2.- Efecto de la adición de clamidosporas de D. flagrans sobre el desarrollo de L3 de nematodos estrongilados en heces de ganado vacuno.



Grupo



HPG inicial



LPG



% Reducción



G-1



50



Hongos



2



88



Testigo



18



 



 



 



 



 



G-2



>50 - 150



Hongos



7



88



Testigo



59



 



 



 



 



 



G-3



>150



Hongos



6



93



Testigo



92



 



Discusión



 



La cría de animales en condiciones extensivas o semi-extensivas puede suponer un riesgo de infección por parásitos protozoos o helmintos, como se ha demostrado en esta investigación. En ocasiones se intentan incrementar los ingresos de la producción agroganadera mediante la producción bajo condiciones ecológicas, que suponen un valor añadido al producto final.



Sin embargo, en teoría está limitado el empleo de productos farmacológicos salvo cuando el estado sanitario de los animales se ve seriamente amenazado. De este modo, prácticamente se anulan las posibilidades del control parasitario, fundamentando casi únicamente en la administración de productos antiparasitarios. Sorprendentemente, en algunas Comunidades Autónomas españolas el tratamiento de los animales en ecológico constituye un requisito imprescindible para percibir las ayudas institucionales concedidas en el caso de que se trate de razas autóctonas.



 



La adición de esporas del hongo D. flagrans a las heces de bovinos Caldelana impidió el desarrollo de las larvas 3 de nematodos gastrointestinales estrongilados, de lo que se deduce que este procedimiento podría resultar muy útil para evitar la infección de los animales en pastoreo, y por ello sería idóneo en sistemas en extensivo/semi-extensivo, y más aun en producción ecológica.



 



Un aspecto a dilucidar es la manera más adecuada para asegurar su presencia en las heces de los animales, o en el suelo. Puesto que en general se utilizan vastas extensiones, podría considerarse el empleo de pulverizadores para la distribución de las esporas de Duddingtonia. Sin embargo, este proceso parece farragoso y complicado de desarrollar, amén de que no sería fácil asegurar su dispersión por toda la superficie en la que pastan los animales. Por este motivo, parece más adecuado incorporar las esporas al agua o alimento de bebida, entendiéndose en este caso pienso o concentrado, o bloques minerales (Sagües et al., 2011). De esta manera se conseguiría que las heces de los animales infectados vehiculasen las formas parasitarias (huevos de estrongilados) y las esporas de los hongos. De nuestros resultados se concluye que prácticamente el 90% de las larvas 3, que provocan nematodosis en los animales, no llegarían a desarrollarse, limitando notablemente el riesgo de reinfección. Estos resultados coinciden con investigaciones realizadas en Dinamarca (Grønvold et al., 1993).



 



Agradecimientos



 



Estudio parcialmente financiado con el Proyecto de Investigación XUGA 10MDS261023PR (Xunta de Galicia, España) y AGL-2012-34355 (Ministerio de Economía y Competitividad, España; FEDER), y desarrollado en colaboración con la cooperativa “Monte Cabalar” (A Estrada, Pontevedra).



 



Bibliografía



 



Arias M, Sánchez-Andrade R, Suárez JL, Piñeiro P, Francisco R, Cazapal-Monteiro C, Cortiñas FJ, Francisco I, Romasanta A, Paz-Silva A (2011). Parasitic diseases in livestock under different types of grazing management. Diagnosis and possibilities for their control. En: Tariq Javed, M. (Ed.) Livestock: Rearing, Farming Practices and Diseases, 105-126. Nova Science Publishers, EEUU.



Barton P. (2002). Welfare of animal production in intensive and organic systems with special reference to Danish organic pig production. Meat Sci., 62: 353-358.



Fernández, A.S., Larsen, M., Wolstrup, J., Grønvold, J., Nansen, P., Bjørn, H. (1999). Growth rate and trapping efficacy of nematode-trapping fungi under constant and fluctuating temperatures. Parasitol Res., 85: 661-668.



Francisco I, Arias M, Cortiñas FJ, Francisco R, Mochales E, Sánchez JA, Suárez JL, Morrondo P, Uriarte J, Sánchez-Andrade R, Díez-Baños P, Paz-Silva A. (2009). Silvopastoralism and autochthonous equine livestock. Analysis of the infection by endoparasites. Vet Parasitol., 164: 357-362.



Francisco I, Sánchez JA, Cortiñas FJ, Francisco R, Suárez J, Cazapal C, Suárez JL, Arias M, Morrondo M, Sánchez-Andrade R, Paz-Silva A (2011). Efficacy of ivermectin pour-on against nematodes infecting foals on pasture: coprological and biochemical analysis. J Equine Vet Sci., 31: 530-535.



Gómez-Rincón, C., Uriarte, J., Valderrábano, J. (2006). Efficiency of Duddingtonia flagrans against Trichostrongyle infections of sheep on mountain pastures. Vet Parasitol., 141: 84-90.



Grønvold J, Wolstrup J, Nansen P, Henriksen SA, Larsen M, Bresciani J. Biological control of nematode parasites in cattle with nematode-trapping fungi: a survey of Danish studies. Vet Parasitol., 48: 311-325.



Hayat CS, Hussain SM, Iqbal Z, Hayat B, Akhtar M (1996). Effect of parasitic nematodes on haematology and productivity of sheep. Pakistan Vet J., 16: 81-83.



Larsen M. (2000). Prospects for controlling animal parasitic nematodes by predacious micro fungi. Parasitology, 120: S121-S131.



Mendoza-de-Gives P, Zapata-Nieto C, Liébano-Hernández E, López-Arellano ME, Herrera-Rodríguez D, González-Garduño R. (2006). Biological control of gastro-intestinal parasitic nematodes using Duddingtonia flagrans in sheep under natural conditions in Mexico. Ann NY Acad Sci., 1081: 355-359.



Parasitol Res., 109: 707-713.



Sagüés MF, Fusé LA, Fernández AS, Iglesias LE, Moreno FC, Saumell CA. (2011). Efficacy of an energy block containing Duddingtonia flagrans in the control of gastrointestinal nematodes of sheep.



 



 



Foto 1.- Hifas y trampas elaboradas por Duddingtonia flagrans

















 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 




Foto 2.- Ganado vacuno de raza autóctona Caldelana.










 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 




Foto 3.- Larva 3 de nematodo estrongilado atrapado por Duddingtonia flagrans.