CONCLUSIONES XII SYMPOSIUM DEL TORO DE LIDIA Y MANIFIESTO DE LA JUVENTUD A LA TAUROMAQUIA. ZAFRA, Octubre de 2015.

CONCLUSIONES XII SYMPOSIUM EL TORO DE LIDIA



Y  MANIFIESTO DE LA JUVENTUD A LA TAUROMAQUIA



ZAFRA, Octubre de 2015



1.        El campo visual, los desequilibrios refractivos oculares y la marcada lateralidad visual izquierda del toro de lidia, condicionan el comportamiento durante la lidia.



2.        Aunque la herencia epigenética es un sistema que permite el ajuste más flexible de las futuras generaciones a entornos nuevos, en comparación con la herencia mendeliana clásica, está demostrado que el manejo y el estrés son factores importantísimos que modifican la expresión de la bravura en algunos de sus ingredientes, en todos ellos el coeficiente de heredabilidad no supera el 0,3. En el 0,7 restante no controlado por el determinismo genético, se encuentra el epigenoma.



3.         Todos los toros lidiados inician una respuesta al dolor con aumento progresivo de las hormonas que le determinan, variable a medida que se va desarrollando la lidia y mantenida en el tiempo, lo que indica una analgesia en las distintas suertes de la lidia de tal magnitud que es capaz de mitigar el dolor contribuyendo a que el toro de lidia se adapte al mismo, indicando su capacidad para elaborar una respuesta neuroendocrinna adaptativa tanto al dolor como al estrés.



4.        La termografía puede llegar a convertirse en una herramienta valiosa que ayude a veterinarios y equipos gubernativos a determinar factores legales como la intangibilidad de las defensas del toro.



5.        En términos de conservación, sería mejor no tener en cuenta la raza de lidia como unidad, sino considerar el encaste como objetivo, ya que se han encontrado haplotipos únicos en el cromosoma Y que no se asemejan a ninguna raza estudiada hasta el momento.



6.        La exportación de material genético es un reto añadido de muchas vertientes como el sanitario, logístico y profesional, además de un rendimiento económico para las ganaderías implicadas que hoy se desarrolla con éxito y eficacia. Paralelamente, la técnica hoy utiliza muchos recursos y herramientas como hembras de deshecho para el mantenimiento y progreso de la producción genética.



7.        Existen medios e instrumentos para autentificar la lidia disminuyendo el castigo excesivo que a las reses se les aplica hoy. Uno de estos inventos es la puya retráctil, medio que debe ser tenido en cuenta para hacer que la lidia se acerque más a sus fundamentos.



8.        Los espectáculos tradicionales suponen un gran fundamento para el mantenimiento de la cabaña brava en su conjunto y valorizan la raíz popular de la tauromaquia en el momento actual, constituyendo un nicho de afición entre la juventud. La legislación debe recoger y proteger todos los intereses que desde las raíces culturales hasta las consideraciones populares inciden sobre los festejos.



9.        La Ley de la cadena agroalimentaria asegura una mejor relación entre los diferentes sectores comerciales implicados en la producción agropecuaria, donde se encuentra la raza de Lidia.



10.   Existen proyectos de estudios prácticos sobre bienestar animal que pueden cuantificar la explotación del ganado bovino de lidia  poniendo en valor su gran  dosis de bienestar.



11.   Es absolutamente necesario reivindicar las raíces y el valor cultural de  la Tauromaquia como muestra de enriquecimiento y apertura popular de la Fiesta y, sobre todo, como arma de defensa de la Tauromaquia frente a los movimientos abolicionistas antitaurinos.



12.   MANIFIESTO DE LA JUVENTUD TAURINA SOBRE LA TAUROMAQUIA



La sociedad necesita un aumento del conocimiento sobre la fiesta de los toros mediante actividades que permitan la formación de la juventud (entorno familiar cercano, charlas divulgativas en peñas y clubs taurinos, aulas taurinas universitarias, jornadas culturales, tientas matinales durante las grandes ferias, visitas a ganaderías, toreo de salón…). Consideramos muy necesario recuperar la emisión de corridas y documentales del toro en el campo en la televisión pública.



Exigimos un espectáculo integro, basado en un toro bravo, que trasmita emoción, de diversos encastes, hechuras y comportamientos al que se realice correctamente una suerte de varas que permita evaluar su bravura.



Hay que bajar el precio de las entradas e iniciar estrategias comerciales que favorezcan el acceso de los jóvenes (abono con descuentos, tendido joven, dos por uno en abonos y entradas,…)



Urge despolitizar la tauromaquia, fomentando su concepto actual trasnacional, mediante el respeto de la libertad individual y el derecho a asistir a los festejos taurinos.



Es necesario mantener los valores vinculados a la fiesta de los toros (prácticos: el económico, la biodiversidad genética…; éticos: el espíritu de sacrificio, el respeto, la autenticidad, el compañerismo, la solidaridad... y socioemocionales: la emoción, el arte, la estética…).



Creemos beneficioso retomar cierto espíritu festivo y fomentar el vínculo entre festejos mayores y populares, entendidos estos últimos como semillero de futuros aficionados donde se pueda producir aprendizaje y vínculos entre jóvenes y mayores.



Aunque sabemos que es una utopía nos gustaría que se realizaran sorteos entre las ganaderías y los toreros en las ferias importantes para que exista una competencia real entre las figuras del toreo.



Hay que conseguir un reglamento único que fusione la normativa que regula los espectáculos taurinos mayores.



Se debería modernizar el marketing empresarial adaptándolo a los tiempos actuales para hacer visibles los espectáculos taurinos y más accesibles las entradas al público general.



Hay que terminar con el círculo vicioso de empresarios, apoderados y ganaderos que impide cualquier capacidad regeneradora del espectáculo.



Desde aquí la juventud taurina se compromete a la creación de un observatorio que servirá como red de colaboración y punto de encuentro, para el activismo, la promoción y la divulgación de un espectáculo que aúne pureza, emoción, arte y riesgo, pues sin estas cualidades la tauromaquia pierde su esencia.



 



Symposium del toro de Lidia.



Zafra, 24 de octubre de 2015