CLONACIÓN DEL TORO DE LIDIA.

CLONACIóN DEL TORO DE LIDIA. VICENTE TORRENT



Vicente Torrent, veterinario castellonense preside la Fundación Valenciana para la Investigación en Veterinaria (VIVE) y es responsable de la clonación del primer y único ejemplar de toro bravo del mundo. Tras un proceso de dos años y medio de pruebas e intentos fallidos, los esfuerzos del equipo dieron su fruto: Got, un semental de un encaste casi extinto. Aqui os pongo la entrevista:


Fuente: Levante-EMV


¿Que le llevó a embarcarse en el proyecto de la clonación?

Como responsable del animalario dentro de la Fundación VIVE, mi equipo y yo estábamos cerca de grupos que estaban haciendo transferencias. Un día, mi compañera Rita Cervera me propuso llevar a cabo una clonación. Estábamos en un medio de cultivo adecuado, en el sitio adecuado, con el instrumental y los medios adecuados. Por eso pudimos sacar adelante este proyecto.

Antes de clonar a Vasito, lo intentaron con el lince boreal, aunque, por diferentes problemas, el proyecto no dio buen resultado. ¿Por qué lo intentaron con un toro?

Fue por facilidad. Nos resultaba muy fácil encontrar óvulos de vaca o ternera, ya que los hay en cualquier matadero. Además, también es sencillo encontrar un útero para gestar el óvulo fecundado, dado la gran cantidad de ganaderías existentes en España.

¿En qué consiste el proceso de clonación?

Partiendo de un centímetro de piel, se extrae el núcleo de una de sus células para inyectarlo en un óvulo. El óvulo fecundado se inserta en un útero, una madre de alquiler.

¿En qué medida influyen la donante del óvulo y la madre de alquiler en el futuro individuo?
En ninguna medida porque el óvulo se prepara y se le quita toda la información genética. Es como si de un teléfono dejásemos sólo la carcasa. Y en el caso de la madre de alquiler, igual que sucede con una madre de alquiler humana, tampoco influye, porque es el ADN el que aporta la información que va a determinar las características del nuevo ser.

¿Cómo eligieron el ejemplar?

Azar y cariño, porque realmente fue la simpatía del ganadero Alfonso Guardiola y la amistad que tenemos con él. Escogimos a Vasito porque es un toro precioso, de un encaste especial que se llama pedraja y este tipo de encaste está en peligro de extinción debido a problemas sanitarios de tuberculosis. De hecho, lo elegimos porque sólo quedaba Vasito, estaba al límite de la extinción.

¿Tienen previsto clonar al lince u otro animal en peligro de extinción?

De momento está todo parado. Acabaremos aquí el edificio de la nueva fundación y ya veremos el año que viene. Los proyectos dependen en gran medida de la financiación, los equipos están, los materiales están, pero al Fórmula-1 le falta la gasolina.

¿Cuál
es el futuro de la clonación?

Establecerse como una herramienta básica para la preservación de las especies en peligro de extinción. De un animal muerto, hacer una copia para que no desaparezca.

Futuros proyectos de la fundación que preside...

Tenemos varios en marcha. A nivel genético estamos trabajando con olivos milenarios. Estamos extrayéndoles el ADN para dotarlos de un carné genético. Aunque, de momento, la situación del país está generando más preocupación que fomento de la investigación, es una mala época. También tenemos un proyecto de creación de un centro nacional de tratamiento de cáncer animal, con nuevos materiales como el krion, que, por cierto, lo desarrolla Porcelanosa. Se trata de un nuevo material que se emplea en ámbitos hospitalarios. Estamos probando qué sucede cuando se somete a rayos x o rayos gamma. Este material puede tener aplicaciones que van desde la construcción de una cocina, por ejemplo, a un quirófano.



------------------------------------------------------------------



 



Un equipo de científicos de la Fundación Valenciana de Investigación Veterinaria (VIVE), dirigido por Vicente Torrent y en el que participa la investigadora Rita Cervera, del Laboratorio de Reprogramación Celular del Centro de Investigación biomédica Príncipe Felipe (CIPF) de Valencia, han clonado con éxito un toro de lidia por primera vez en España.
El becerro fue alumbrado en la madrugada de ayer por una vaca lechera que ha actuado como "madre de alquiler", según han informado fuentes de la fundación VIVE. Desde la Conselleria de Sanidad, de la que depende el centro de investigación biomédica, explicaron que el embrión de este toro bravo "ha sido creado a partir de técnicas de transferencia nuclear (NTSC) desarrolladas en el Príncipe Felipe para la generación de células madre embrionarias in vitro".
Este hito científico tuvo lugar en una finca de la provincia de Palencia ubicada en un municipio próximo a la localidad de Frómista, de la que desde VIVE no se ha facilitado más información a la espera de que Torrent y Cervera presenten hoy la primera experiencia de clonación del toro bravo español. Según fuentes no confirmadas se trataría de un clon de un semental de la ganadería de Guardiola.

"No se ha invertido dinero público"
Desde la conselleria matizaron que el CIPF "no ha invertido fondos en esta investigación, que ha sido costeada por la Fundación VIVE, y su papel se ha limitado al asesoramiento técnico". Según el departamento que dirige el conseller Manuel Cervera todo el proceso ha sido ejecutado por veterinarios de la fundación valenciana, que se han encargado de hormonar la vaca receptora para que no rechazara el embrión creado genéticamente, así como de su implantación por técnicas de fecundación in vitro y de supervisar la gestación.
En este sentido relatan que hace tres años el CIPF "firmó un convenio de colaboración para la transferencia de técnicas NTSC con la Fundación VIVE que finalizó hace 9 meses", y cuyo primer resultado es este logro científico.

"La bravura no se puede clonar"
No obstante desde la única facultad de Veterinaria de Valencia, la de la Universidad Cardenal Herrera-CEU, mostraron sus reservas ante la clonación de este primer toro bravo. Así, Lorena Mofe, profesora especializada en genética, cuenta que desde el punto de vista "de la mejora genética no tiene sentido clonar un toro para conseguir ejemplares mejores para la lidia".
Mofe explica que en la bravura o la toreabilidad de un astado "la genética representa como mucho un 40%, el resto dependerá del ambiente en que se críe dicho ejemplar, su alimentación, sus experiencias vitales, y esa parte ambiental, que se llama fenotipo, no se puede clonar". En esta línea, detalla que actualmente " no se confía en la clonación para conseguir mejores animales, cosa que se hace seleccionando para la cría los ejemplares que más destacan en las características que nos interesan". Eso sí, la profesora de la Cardenal Herrera, añade que la noticia tiene "su interés como avance científico en el campo de la técnica de la clonación".
Otros inconvenientes de la clonación de bovino es que la Comisión Europea no ha autorizado el consumo de carne de animales clonados, ni tampoco de sus descendientes, por las dudas que genera esta técnica que arrancó hace 14 años con la clonación de la oveja Dolly.
Ademá
s, Mofe, añade que se trata "de una técnica muy cara", ya que clonar un toro ronda los 30.000 euros, "y tasa de éxito es muy baja". Según cálculos del Grupo Europeo de ética (EGE) menos del 5% de los fetos clonados vive el tiempo suficiente como para llegar a nacer; apenas un 20% de los clones neonatos llegan a sobrevivir las primeras 24 horas, y un 15% adicional muere antes del destete.
Por otra parte, como se vio en el caso de Dolly, "los animales clonados envejecen antes y muestran patologías asociadas a la senilitud, como la artrosis, con mucha antelación al deteriorarse antes su estructura de ADN".

El "legado" de Miodrag Stojkovic
Rita Cervera es la única investigadora titular española del Laboratorio de Reprogramación Celular del CIPF que dirigía el científico serbio Miodrag Stojkovic, el primero en Europa y el segundo en el mundo en clonar un embrión humano. Mientras que Torrent, que también preside la Fundación VIVE, se encuentra en excedencia de su plaza en el Príncipe Felipe, donde ha sido director del animalario de este centro.
Stojkovic, que hace cinco meses dimitió como subdirector del CIPF, según informó Levante-EMV en enero fue cuestionado por haber clonado embriones de toros de lidia con presupuesto del Instituto de Salud Pública Carlos III para Medicina Regenerativa de órganos y tejidos humanos, lo que provocó una llamada al orden por parte de esta institución dependiente del Ministerio de Sanidad.
Sin embargo, desde la Generalitat afirman que el científico balcánico "lo que hacía era reprogramación celular, es decir diseñar células madre a partir de células adultas y no de embriones". Así detallan, que la técnica empleada para generar este primer toro clonado, en la que se utilizan embriones, "ya no se usa en el CIPF por no dar los resultados previstos". En este sentido, señalan que las técnicas desarrolladas en el Príncipe Felipe con fines terapéuticos también se emplean en otros proyectos externos al centro como la mejora de variedades vitivinícolas o citrícolas.